Tras comenzar mi carrera como autor escribiendo novelas para adultos,, de repente y cási por casualidad, empecé a escribir Cuentos de Hadas  para niños, descubriendo a la vez, el maravilloso mundo de la literatura infantil,

¿Y porqué Cuentos de Hadas? Pues además de una inclinación personal hacia el género, encuentro otras razones.

Por un lado pienso que la estructura e intencionalidad de este género, sirve para trasmitir emociones y, principalmente, para educar en valores éticos y morales,  inculcando esos valores a través del coontenido de la lectura, de una forma amena y cautivadora.

Y por otro lado, como escritor estoy seriamente comrometido con la calidad literaria. Y este género de cuentos permite desarrollar un lenguaje que, aun adaptado para los pequeños lectores, les enseña a manejar el lenguaje y a desarrollar la imaginación.

 


Cuentos del bosque de las hadas
Muestra de texto
The fairy that couldn't fly OK(1).pdf (57.41KB)
Cuentos del bosque de las hadas
Muestra de texto
The fairy that couldn't fly OK(1).pdf (57.41KB)
















Mi amigo de palo
Muestra de escritura
mi amigo de palo. Muestra de escritura∑.pdf (55.32KB)
Mi amigo de palo
Muestra de escritura
mi amigo de palo. Muestra de escritura∑.pdf (55.32KB)


Mi amigo de palo
boceto
my wooden frien draft.pdf (387.52KB)
Mi amigo de palo
boceto
my wooden frien draft.pdf (387.52KB)






Cuentos del Bosque de las Hadas

´Cuento ilustrado.

Legua editorial 2015

Ilustradora: Valentina Coretti.

Nº de ilustraciones; 14   nº de páginas: 48

Había una vez en el país de la imaginación, un bosque en el que vivían todos los seres fantásticos que se habían creado en los cuentos.

Allí habitaban duendes y hadas; ninfas y gnomos; sirenas y gigantes; brujitas buenas y elfos; sirenas y hermosos unicornios. En fin, todos aquellos seres mágicos que durante siglos habían nacido de las leyendas y la creatividad de los hombres.

Cuentos del Bosque de las Hadas son una serie de cuentos ambientados en un bosque muy especial y que nos tranportan a un mundo de imaginación plagado de seres fantásticos y maravillosos llegados de todas las partes del mundo. Pero todos ellos tienen algo en común, y es  su falta de maldad. En este bosque se respira paz y alegría. Pero aun así, de vez en cuando alguno de estos seres comete un error, o se comporta de forma inadecuada. Entonces acuden a la cabaña de Isbar ell Sabio...

A lo largo del libro, y después de una introducción, encontraremos cuatro cuentos:

El hada que no podía volar. Soop y Poos. La canción de Edrielle. Pampin, el gigante perezoso y  Fadi, el gigante voluntarioso.

Cada hitoria   tiene su eneñanza y moraleja. De esta forma los niños aprenden a no mentir, a confiar y no acusar en falso, a no tener envidia y descubrir tu propio talento, a ser trabajador y solidario...

Las maravillosas ilustraciones de la artísta italiana, Valentina Coretti, aportan calidad artística al libro.



Cuentos para contar a los niños

egua editorial 2014

Selección y adaptación de cuentos folkloricos internacionales, de gran calidad e intención moralizante. Cuentos para leer antes de dormir...


La liebre que engañó al tigre (India) - Cómo desaparecieron los dragones (Noruega) - El granjero y los cuervos (Rusia) - Un zorro muy astuto (Inglaterra) - Martín el valiente (España) Los pájaros ofendidos - Conejito. - La princesa rana (Arabia) - Yo la primera (España)



Mi amigo de palo (INÉDITO - BUSCANDO EDITORIAL)


La historia está inspirada en la leyenda toledana del autómata creado en el siglo XVI por Giovanni Torriani, arquitecto, ingeniero, relojero e inventor (conocido como el otro Da Vinci), quien desarrolló su trabajo en la corte de Carlos I, el emperador del sacro imperio romano germánico y rey de España. En la corte de Toledo era conocido como Juanelo Turronelo. quien construyó un autómata antropomorfo con aspecto de mucgacho, realizado en madera,. Siempre según la leyenda, su creador lo usaba para pedir limosna en un momento de penuria económica..

En el cuento, este muchacho de madera obtiene un alma por efecto de una acción mágica. Conoce a una pobre huérfana, que vive en un horfanato. Es alegre  e imaginativa, y cuida del muñeco. En respuesta, agradecido, el autómata sale a escondidas a pedir limosna para los niños del hospício, hasta que se produce un feliz acontecimiento.

A diferencia de Pinocho, el autómata no se convierte en humano. Sigue siendo de madera y metal, pero lleno de buesnos sentimientos.

Como el resto de los cuentos del autor, es una historia  llena de sensibilidad, emociones profundas, optimismo y moraleja.